miércoles, 25 de noviembre de 2009

DANIELA MONTERO Y GABRIEL CASTRO / RESIGNIFICACION DE UN SIMBOLO /


ANÁLISIS

La fusión de ambos símbolos parecía originalmente más que un nuevo símbolo, una alegoría critica a la postura tomada por la iglesia católica en materia de anticonceptivos y prevención del VIH/SIDA.Sin embargo, a pesar de ser esta su intención inicial, el mismo signo podría representar a un sector del cristianismo católico que se solidarice con las campañas de prevención del SIDA y apoye una correcta educación sexual.A nuestro parecer esta ambigüedad, aunque mínima, coloca nuestra fusión más cerca del símbolo que de la alegoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada